16 feb. 2009

Llueve

.

.
Llueve... lleva todo el día lloviendo.
No me molesta que llueva pero... ¿hoy, tenía que llover?
Es de noche, muy tarde ya, y sigue la lluvia resbalando por el cristal de la ventana.
Mañana... ¿lloverá?

Se oye la lluvia caer, fría en la noche,
sobre el tejado, sobre las macetas de la terraza y...
cae, sigue cayendo.
Suena como si uno de mis sueños se hubiera ido a pasear olvidando la llave,
quiere volver a entrar pero no puede,
se asoma a la ventana y pica y repica en ella.
No voy a abrirle...
no debería haber olvidado su llave.
Ahora lo oiré tocar desesperado en el cristal toda la noche,
y ese sonido me mecerá hasta dormirme.
Entonces él hará magia y encontrará su llave...
y volverá a entrar ocupando su lugar.

Mañana... ¿lloverá?
Puede...

Volverá a llover y esa lluvia se llevará las preguntas que la gente lleva dentro,
las que se hace y las que no.
Los porqués, los cuando y los donde irán.
Porque mañana... ¿lloverá?

Laura llena de gotas de lluvia... esperando al sol.

.

Reedición de una antigua entrada en "Desayunos", el 10 de mayo.
.